AUTO NEWS
2018-11-05 19:25:45
Devolvé el brillo a las luces del auto utilizando pasta dentífrica.
Con el paso del tiempo, el plástico de las luces del auto se va desgastando y pueden llegar a impedir que pase el haz de luz.
twitter-black

Las ciudades están plagadas de vehículos con las luces del auto delanteros amarillos u opacos. Es la forma perfecta para diferenciar aquellos autos nuevos de los que no lo son. La plaga de luces del auto amarillentos es debido al material con el que están hechos las luces de los autos modernos.


Las piezas de las luces del auto están hechas con polímeros termoplásticos que proporcionan grandes ventajas al fabricante al ser un material muy moldeable, menos pesado y mucho más resistente a los impactos que el vidrio convencional anteriormente usado También es difícil de rayar y proporciona una mayor transparencia a la luz emitida por la fuente lumínica instalada.


A pesar de estas ventajas, las luces del auto presentan un gran inconveniente, y no es otro que la alta degradación que padecen. El sol y la oxidación son sus mayores enemigos. Esta degradación queda plasmada en el clásico color amarillento o en la opacidad de la superficie, que impiden que las luces del auto brillen con fuerza y con potencia.


La degradación afecta a la imagen estética del auto pero además, tiene consecuencias directas sobre la seguridad en el manejo. Este desgaste acelerado de las luces del auto impide una correcta difusión de las luces delanteras. La luz emitida no se centra como debiera en la carretera y resta visibilidad exterior al auto.


Antes de pensar en reemplazar las luces del auto, podés probar con un sencillo truco. Para recuperar el brillo de los faros del auto tan sólo necesitás una esponja, un balde con agua, un trapo y un tubo de pasta dentífrica.


Lo primero que hay que hacer una vez conseguidos todos los elementos, es aplicar la pasta dental sobre las luces del auto con la ayuda de una esponja. Después humedecé el trapo en el agua y pasalo por toda la superficie.Finalmente, enjuagalo con agua y prendé las luces para comprobar el resultado. Tus luces del auto tendrán de nuevo, el brillo que tanto echabas de menos.

NOTAS RELACIONADAS
La correa de distribución y no vigilar los niveles de aceite son alguno de los más habituales.
Con el uso el freno de mano se destensa y pierde fiabilidad.
Mantené tu auto en perfectas condiciones.
Las gomas y las suspensiones son las que más sufren.
NOTAS RELACIONADAS